| INICIO | DESTINOS | EXPRESIONES | CONTACTO | HISTORIA | GLOSARIO | FACEBOOK | NOTAS

ZONA ARQUEOLÓGICA DE TULA





Atlantes El sitio fue un asentamiento dependiente de la capital teotihuacana en el periodo Clásico Temprano. El área que se conoce con el nombre de Tula Chico comenzó a ser modificada con la construcción de montículos y un juego de pelota hacia el año 650, cuando ya había cesado la influencia teotihuacana. Hasta aproximadamente el año 1,000 Tula no alcanzo su trazado definitivo, que abarco unos 14 kilómetros cuadrados de extensión, en los que vivían entre 32,000 y 37,000 habitantes.

La ciudad se compone de un recinto ceremonial, donde se erigió el Templo del Sol (Tezcatlipoca Blanco del Este), y el Templo de Quetzalcóatl al norte. Junto a este templo se construyó el hoy llamado Palacio Quemado, una estructura de techo plano sostenida por pilares.

En la Plaza Principal se halla emplazado el más importante de los seis juegos de pelota de la ciudad en forma de I, muy parecido al de Xochicalco. Diferentes grupos de habitaciones rodean la colina sobre la que se asienta el centro, y recuerda los conjuntos multifamiliares de Teotihuacan. Mas allá de la periferia, las casas aisladas decoradas con ajuares más sencillos fueron habitadas por campesinos menos urbanizados del estado Tolteca.

__________________________________________________________

LA PIRAMIDE B
Piramide B

Esta estructura es considerada como uno de los edificios sacros más importantes de la ciudad, originalmente estaba recubierta de lápidas esculpidas con relieves de jaguares, coyotes y águilas devorando corazones humanos, que alternaban con representaciones de Quetzalcóatl en su manifestación de Tlahuizcalpantecutli o Venus, “estrella de la mañana”. Algunas de estas lápidas se encuentran todavía en su lugar original, en lados norte y oriente del cuerpo inferior de la pirámide.

En la época prehispánica, los enormes atlantes que representaban guerreros de alto rango y las pilastras con relieves de gobernantes toltecas que hoy coronan la pirámide, no se encontraban a la vista del pueblo, sino del templo que coronaba la pirámide, sosteniendo el techo. A la entrada del templo se encontraban las columnas con forma de serpiente emplumada; de ella aun puede apreciarse algunos fragmentos en la parte superior de la escalera. La pirámide de Quetzalcóatl a pesar de tener en su lado norte un hermoso “coatepantli” (muro con serpientes) su fachada principal se ubica hacia el sur, viendo hacia la plaza principal de la ciudad.

Atlantes en la cima de la piramide Al llegar a la parte superior de la pirámide, te reciben las colosales estatuas y pilares preciosamente labrados. Todas estas piezas estuvieron exhibidas durante muchos años en la plazoleta norte y fue hasta 1960 cuando se subieron a la parte superior de la pirámide para ser colocadas en sus sitios originales. Por el número de fragmentos encontrados, se deduce que eran cuatro atlantes los que sostenían, conjuntamente con los pilares, las vigas del techo del templo. En cuanto a los pilares, su altura era la misma que la de los atlantes, puesto que llenaban el mismo papel de sostener las vigas del techo; cada uno se compone de cuatro secciones empotradas una en otra mediante espiga y caja.

Cada cara del pilar reproduce con variantes de detalles los mismos elementos, entre ellos una faja terrestre simbolizada por el monstruo llamado “cipactli” entre los mexicanos.

Todas estas esculturas fueron halladas en los años de 1941 y 1942.

En Chichen Itzá los pilares del Templo de los Guerreros están decorados con bajorrelieves idénticos, en los que se reconocen a los mismos personajes de Tula.



__________________________________________________________

EL PALACIO QUEMADO
Palacio Quemado

Esta estructura fue destruida por un incendio, tal vez hacia fin de la ciudad; por ello se le llamo el Palacio Quemado. A pesar de su nombre es probablemente que esta construcción no haya sido residencial. Su función principal fue quizá, la sala de consuelo y lugar de reunión de los asesores del gobernante, como podrían ser jueces, el consejo de ancianos u otros funcionarios.

Decorado con talud y tablero, el templo propiamente dicho estuvo en parte rodeado por un coatepatli (muro de serpientes) adornado con paneles tallados en los que abundan las representaciones de jaguares, pumas, águilas que devoran corazones y coyotes.

Vista del Palacio Quemado En los lados sur y norte de la sala central hay restos de banquetas decoradas con procesiones de personajes importantes, similares a los de las figuras representadas en el Friso de los caciques, ubicado al sudoeste de la pirámide “B”.

En esta sala fue encontrado en buenas condiciones el Chac Mool que actualmente te exhibe en el museo de la zona arqueológica. En algunas otras áreas del Palacio Quemado, se encontraron ofrendas de conchas marinas y turquesas, lo que parece ser una bodega de cerámica y de otros materiales.



__________________________________________________________

EL GRAN VESTÍBULO
El Gran Vestíbulo

En el lado sur del palacio “B”, se extiende un majestuoso vestíbulo o columnata que corre de poniente a oriente dividido en dos secciones por un muro transversal. Tiene aproximadamente 160metros de largo, por 15 de ancho y hasta la fecha son 98 pilares los que han salido a la luz. Los que se ven son reconstruidos, ya que los originales fueron desmantelados en época prehispánica y su material se disperso o fue utilizado en otro edificio. Sin embargo, quedaban las huellas de cada uno de ellos sobre el piso abierto hacia la plaza. Esta columnata esta limitada al fondo por un muro de adobe que tiene adosado una banqueta y sirviéndole de respaldo un talud casi vertical revestido de estuco. La banqueta lleva un friso esculpido y policromo que descansa sobre el piso y remata en una cornisa decorada del mismo modo. El Gran Vestíbulo Este hermoso friso solo se ha conservado intacto en la esquina noroeste del vestíbulo 1, pero continua originalmente a todo lo largo del lado este, exceptuando un tramo que ostenta lápidas no decoradas. Representa una procesión de 19 personajes, guerreros o sacerdotes, armados de escudos o dardos, y que llevan en su mano un bastón; caminan todos mirando hacia la escalera, es decir, a la derecha los de la parte oeste y a la izquierda, los de la sección este según vestigios que han sido encontrados. A pesar del tamaño reducido de las lapidas, se aprecian diferencias tanto en el atavío como en los rasgos fisonómicos. Algunos de los personajes ostentan el pectoral de mariposa estilizada de los atlantes y de los guerreros de los pilares. La cornisa que limita la parte superior del friso, reproduce una serpiente de cascabel emplumada.

__________________________________________________________

LA PIRAMIDE C
Piramide C

Es la estructura más grande de la ciudad de Tula. Se trata al parecer del principal edificio religioso. Las excavaciones del arqueólogo Jorge R Acosta, mostraron que estas pirámides fue objeto de una destrucción deliberada en la época prehispánica, inmediatamente posterior al abandono del sitio a finales del siglo XII después de C.

Consta de una serie de cuerpos escalonados, semejantes a los de la pirámide “B”; se cree que estuvo igualmente recubierta con tableros esculpidos y que tuvo también atlantes en la parte superior. Algunos fragmentos de atlantes, que no pertenecen a las esculturas de la pirámide “B”, han sido encontrados en la plaza.

Durante las excavaciones Acosta encontró una losa esculpida con representaciones del planeta Venus, seguramente relacionado con el culto a Quetzalcóatl como Tlahuizcalpantecutli.

__________________________________________________________

CANCHAS DE JUEGO DE PELOTA
Juego de Pelota

JUEGO DE PEOLTA 1

En la época Tolteca sus muros probablemente estuvieron decorados con tableros esculpidos y frisos; pero como en otros casos, durante la época azteca fue despojada de su revestimiento de piedra cortada y de la mayoría de sus esculturas.

EL JUEGO DE PELOTA 2

Esta estructura fue encontrada en muy mal estado de conservación originalmente los muros interiores estuvieron recubiertos con lapidas esculpidas, en cada uno de los muros laterales. Se conservan tanto un fragmento de anillo como restos de un pequeño templo o altar. Este ultimo localizado en la esquina noreste de la fachada exterior, se uso probablemente para ceremonias o sacrificios asociados con el juego. Después de la decadencia de Tula, los aztecas saquearon las estructuras de este conjunto y realizaron una serie de modificaciones a su esquema original, construyendo un juego de pelota más pequeño dentro de las ruinas toltecas. Grupos posteriores levantaron pequeñas estructuras habitacionales encima, y usaron parte del interior del muro lateral oriente para edificar un temascal o baño de vapor de dos cámaras.

__________________________________________________________

EL COATEPANTLI
Muro de Serpientes

Este muro de serpientes fue el prototipo de los que se construirían después, alrededor de las plazas en las ciudades aztecas. Se sabe que en la cosmogonía Mexica, los muros marcaban los limites del espacio sagrado de los recintos ceremoniales; probablemente entonces tuvieron el mismo significado ritual para los toltecas. Las figuras esculpidas en las lápidas centrales del coatepantli corresponden a esqueletos humanos devorados por enormes serpientes de cascabel; estos relieves están relacionados con el sacrificio humano. Las grecas escalonadas, esculpidas a los lados de las serpientes y esqueletos, tienen cierta influencia mixteca y recuerdan los mosaicos de Mitla en el valle de Oaxaca. Las almenas en forma de caracol cortado, simbolizan a Quetzalcóatl en su manifestación del planeta Venus.






Tula
Regresar a Tula, Hidalgo


CONOCE MéXICO

Tlaxcala

Ciudad pequeña y pintoresca
Ciudad de México

Siempre algo que hacer
Cristo Rey

El Santuario más cercano al cielo
Tulancingo

En el corazón de Querétaro


ZONA ARQUEOLÓGICA DE TULA

Derechos Reservados ® Conoce y Descubre México. México 2012

Esta es una producción independiente destinada a presentar los espacios turísticos de la República Mexicana.

Youtube
Síguenos en Facebook
El Correo
Blogger
Pinterest